El guacamole es verdaderamente uno de esos platos exquisitos que tienes que tener en algúna actividad social. Es fresco, exquisito y muy simple de llevar a cabo. Verdaderamente solo necesitas más o menos unos pocos elementos y 10 minutos de tu tiempo para tener lista esta exquisita receta.

Puedes acompañarlo con chips de tortilla, nachos, tostones y también utilizarlo como cobertura de tostadas, hamburguesa y tacos. Las composiciones probables son infinitas, e sin límites puedes evaluar la conjunción que más te apetezca.

En nuestra página de facebook, pueden encontrar más recetas similares a esta.

Vamos a comprender su uso: En la cocina mexicana se utiliza como salsa picante para acompañar toda clase de tacos, tortas, molote y otros guisos, la mayor parte con base en las carnes rojas. Por el opuesto en otras cocinas la misma salsa o variedades se utilizan como salsas, tentempié o plato primordial, tal es la situación de los EE UU donde se come con totopos o se utiliza como salsa para guisos de carne.

En sitios donde los aguacates son costosos (por ejemplo el norte estadounidense, Europa, Australia, Japón o Canadá) el guacamole se considera como una exquisitez; entonces, la mayonesa y la crema se usa para complementar y incrementar el volumen de la salsa; de esta forma en cocinas como la australiana se añade vino tinto a la mezcla. En varias cocinas sudamericanas como la argentina o en Europa se usa como base para guisados con moluscos y crustáceos.

Preparación, Guacamole receta en 3 sencillos pasos

Corta los aguacates por la mitad, retira los huesos,  extrae la pulpa con una cuchara, rocíala  con el zumo de la lima para que no se oxide y cháfala con un tenedor, sin aplastarla del todo para que no quede un puré, muy fino.

Pela y pica la cebolla. Lava y seca los tomates, reserva algunos para decorar y corta el resto los dados muy pequeñitos. Lava  y seca el chile, ábrelo por la mitad longitudinalmente, elimina bien las semillas y pícalo muy fino. Enjuaga y escurre el maíz.

Pon  en un cuenco la cebolla, el tomate, el chile, el maíz, y el aguacate, sazona y mezcla. Añade algunas hojas de cilantro, lavadas, secas y bien picaditas y vuelve a mezclar.

Decora con los tomates reservados, algunos enteros y otros en cuartos.

Sírvelo  acompañado con los nachos. Y disfruta de esta receta increíble de guacamole receta en 3 sencillos pasos