Cómo hacer ensalada de garbanzos con bacalao

Por Ven a mi cocina

Dificultad: Fácil  Tiempo: 1h 35 minutos + reposo Para: 4 Personas

Cómo preparar ensalada de garbanzos en vinagre balsámico. Muchas recetas de ensaladas de nuestra cocina se basan en un humilde ingrediente de los garbanzos.

Los garbanzos son ricos en nutrientes y también pueden convertirse en la estrella de los platos de verano. Toma como ejemplo esta deliciosa y fresca ensalada de garbanzos.

Los frijoles también son aptos para el consumo en verano, el resultado es súper fresco, rico en color y contiene las vitaminas que aportan todas las verduras que encontré en el frigorífico. Incluso puedes agregar algunas papas cocidas… Usa tu imaginación para hacer una ensalada lujosa. Una ensalada súper completa, espero que les guste y la animen.

Ingredientes:

  • 500g De garbanzos
  • 200g De bacalao desalado
  • 12 Tomates cherry
  • 12 Aceitunas negras
  • 1 Cebolla
  • Una hoja de laurel
  • 1 Cabeza de ajos ( opcional )
  • Aceite, vinagre y sal

Cómo hacer ensalada de garbanzos con bacalao muy fácil

Deja los garbanzos en remojo con agua la noche anterior o unas 12 horas; escúrrelo y enjuágalos pasándolos bajo el chorro de agua fría.

Calienta una olla al fuego con abundante agua, el laurel en la cabeza de ajos ligeramente pelada y cortada en forma horizontal.

Cuándo hierva, incorpora los garbanzos y cuece unos 10 minutos a fuego vivo, baja la intensidad casi al mínimo y deja que se cuezan durante 1 hora 30 minutos hasta que estén tiernos.

Añade agua hirviendo si se quedan sin líquido y sazona 20 minutos antes de que termine la cocción; deja templar y reserva, con su caldo en la nevera hasta el día siguiente.

Escurre los garbanzos y ponlo en una ensaladera. Desmiga el bacalao en tiras y agrégalo. Incorpora la cebolla cortada en juliana, las aceitunas escurridas y los tomates, cortados lavados, secos y cortados por la mitad.

Aliña con aceite y vinagre, rectifica la sal, remueve ensalada de garbanzos con bacalao y sirve.

 El garbanzo apropiado

Pequeño y redondo queda genial en ensalada es porque es más mantecoso y nada harinoso.

Y  de bote

Vuelca el tarro en un bol si queda  un mazacote pegado en el fondo del frasco, echa agua caliente y agítalo, cubre los garbanzos con agua y flótalos con las manos para retirarle el hollejo fácilmente.  

Variaciones que también funcionan.

Añade naranja. Con unos gajos troceado y huevo duro picado lo convertirás en un remojón granadino.

Con alubias. Blancas o, mejor aún, con pochas, en lugar de garbanzos,  te quedara de cine. Y también con cualquier pescado ahumado en vez del bacalao desalado.

related articles

Deja un comentario